SeVendeNegocio.com.veInicio / HomeAñadir a FavoritosRecomendar a un AmigoAdministración
¿Quiénes Somos?Venda su NegocioCompre un negocioValorar un NegocioTrabaje con nosotrosContactenos

¿Porque Vender Mi Negocio?

1.- Porque un Negocio Funcionando Si Vale
2.- Un Negocio cerrado vale menos del 30% de su valor de Inversión Inicial
3.- Si usted está pensando en cambiar de giro, no pierda, venda con tiempo
4.- Las Ventas Relámpago generan pérdidas
5.- Los negocios aún generando, cansan mentalmente y tienen un ciclo de vida.

  Cómo preparar tu empresa para la venta

1-Probablemente ha oído que importante puede ser la primera impresión ,pero sabia que en tan solo 15 segundos un comprador ya tiene una opinión acerca de su propiedad ,establecer la correcta primera impresión es imprescindible para lograr una venta exitosa.
2-Cuando considere el negocio como un artículo de mercadeo para vender.
3-El negocio no puede ser dominado por sentimientos de apego a él.
4-El ambiente próspero de el negocio debe se evidente.
5-Cuidar detalles decorativos del negocio y pintura en buen estado.
6-Aspecto a limpio, nuevo ,ordenado y armonizado .
7-Cuidar todos los detalles , inclusive un sonido acorde al tipo de negocio debe ser cuidado

Vender una empresa es como vender una casa. Cuanto mejor y más vendible hagas que parezca, más rápido y a un mejor precio se venderá.



Tanto si estás pensando vender tu negocio ahora o en el futuro, lo más importante para garantizar una venta exitosa y rentable es adoptar unas medidas para preparar tu negocio de cara a la venta. Hay muchas razones por las que una empresa es difícil de vender o las ofertas que se reciben no son las esperadas, pero la mayoría de ellas suelen deberse a una falta de planificación.

Sea cual sea el motivo de venta, se recomienda que se prepare el negocio un tiempo antes del momento de venta deseado. Con demasiada frecuencia, los propietarios quieren vender su negocio “ayer”, pero previamente no hacen nada para posicionar el negocio para su venta.

Recientemente en Estados Unidos una empresa no se pudo vender porque el contrato de arrendamiento vencía en menos de un año y el titular del edificio no quiso renovarlo. Como consecuencia, el comprador se habría visto involucrado en una operación de varios cientos de miles de dólares, cosa que hizo poco atractiva la venta. En otro caso, hubo un propietario que no quiso permanecer en la empresa ni un día después de la venta. Por ello, si se hubiera producido la venta, el nuevo propietario hubiera estado perdido durante meses sin la ayuda de un empleado clave o un gerente secundario.

 


Planificación pre-venta

El objetivo de la planificación pre-venta es hacer frente a cualquier aspecto negativo que pueda obstaculizar o impedir una venta, así como para resaltar el mejor lado de la empresa.
Aunque cada situación es única y a menudo hay muchas soluciones para una misma situación, los siguientes son algunos de los principales ítems que un propietario debe tener en cuenta para poner su negocio en venta:


Tomar la decisión de vender

Si se decide vender una filial de una empresa grande, la decisión es generalmente económica o estratégica, sin mayores implicaciones emocionales. En cambio, si tú eres el propietario, la decisión de vender se vuelve muy emocional.
Algunas preguntas a considerar son: ¿Por qué quieres vender? Para algunos, esto puede ser fácil, mientras que para otros puede deberse a aspectos como presión familiar o problemas empresariales. ¿Qué piensas hacer después de la venta?, ¿jubilarte, viajar, comprar otra empresa, o permanecer después de la venta? Si tienes otros socios o accionistas, asegúrate de que todos están de acuerdo en vender.


Gestión

¿Tienes una subdirección que pueda llevar la empresa ante la ausencia del propietario o tal vez una división de la empresa?, ¿tienes excesivo personal de gerencia o programas de primas excesivas que afecten negativamente a la rentabilidad de la empresa?, ¿tienes acuerdos de empleo o contratos?, ¿los empleados clave van a seguir después de la venta?


Instalaciones

¿Son suficientes las instalaciones actuales para el crecimiento futuro de la empresa?, ¿es el edificio propiedad de los accionistas?, ¿tiene condiciones favorables el contrato de arrendamiento?, ¿está el edificio en buen estado, limpio y organizado?, ¿hay opciones de renovar el contrato de arrendamiento?, ¿cumplen las instalaciones la normativa vigente?


Balance

¿Están todos los activos reflejados adecuadamente? Debes tener estrictos controles sobre tus gastos e ingresos.
¿Hay bienes de propiedad de los propietarios que deberían ser patrimonio de la sociedad? Asegúrate de que el inventario está actualizado y es exacto.


Las declaraciones de ingresos

¿Están todas las ventas registradas, y grabadas correctamente?, ¿hay ingresos o gastos que deben ser justificados?


Consideraciones jurídicas

¿Cumple la empresa con todas las normativas vigentes?, ¿tienes problemas fiscales, auditorías o juicios pendientes? Como propietario, deberás garantizar el cumplimiento de todas las normativas locales, autonómicas y estatales.


Planificación fiscal

Muchos propietarios tendrán muchos impuestos sobre las ganancias de capital producidas por la venta de la empresa. Como propietario necesitas planificar muy cuidadosamente para reducir tu responsabilidad fiscal. Necesitas discutir tu situación y opciones con un experimentado y cualificado asesor fiscal antes de vender la empresa.


Precio de venta

¿Tienes unas expectativas realistas acerca del precio de venta de tu negocio?, ¿has solicitado opinión sobre su valor por parte de terceros?
Puede haber cientos de cuestiones a tener en cuenta a la hora de posicionar tu empresa para la venta, pero la recompensa por el esfuerzo realizado suele valer la pena. Estas recomendaciones se aplican a empresas de todos los tamaños.



Fuente: Charles K. Oppenheimer, 30/11/08

_____________________________________________________________________________________

 

 
10 claves para "poner guapa" a tu empresa (Parte 1)

¿Tiene tu empresa suficiente buena imagen como para conseguir obtener el mayor número de interesados en comprarla?

Cuando queremos vender nuestra empresa, tendemos a caer en algunos errores que no suelen dar resultado. Para ello te facilitamos unos consejos para destacar las fortalezas y disimular sus debilidades antes de ponerla en venta:



1- No caigas en la tentación de maquillar las cuentas. Los fraudes se detectan cada vez más rápido.
En las pymes puede ocurrir que el empresario o dueño mezcle los gastos de la empresa con los de la familia y se tiendan a “maquillar” las cuentas. Esto puede parecer beneficioso a corto plazo, pero puede convertirse en un serio problema a la hora de vender la empresa, ya que calcular la verdadera rentabilidad puede ser muy complicado y el valor de la operación desciende mucho. Además, actualmente los compradores son cada vez más profesionales y los fraudes se detectan cada vez antes. Por ello se corre el serio peligro de frustrar la posible transacción. En resumen, las cuentas deben ser lo más claras posibles, incluyendo cifras de ventas, beneficios y deudas.  “los balances deberían ser totalmente cristalinos”.

2- Lava la cara a tu empresa. Vístela. Renueva la pintura o los muebles de la oficina.
¿Cuánto tiempo hace que no cambias la pintura del almacén o los muebles de tu despacho? Hacer cambios de este tipo es beneficioso, ya que no suponen una alta inversión, y al final resultan muy rentables porque mejoran la predisposición de los potenciales compradores. 

Los uniformes pueden ser una parte importante de la apariencia y la imagen corporativa. Una memorable apariencia de la empresa proporcionará a sus clientes con una impresión positiva de su negocio y generar un ambiente de profesionalidad. Los uniformes además generan un sentimiento de unidad entre los empleados, fomentan el trabajo en equipo y las buenas relaciones con los empleados. Empresas de mayor tamaño pueden encontrar que los uniformes ayudan en la creación una imagen general unificada de la empresa, incluso fuera de la empresa a escala local.

3- Haz que la compañía parezca más solvente. Refinancia los préstamos con el banco a largo plazo.
Las empresas con una elevada deuda a corto plazo son muy poco interesantes para el comprador. Por ello, antes de vender la empresa es recomendable refinanciar los préstamos a largo plazo. Así se consigue que la empresa parezca más solvente, ya que no tiene que efectuar pagos a corto plazo.

4- Maximiza el valor de la empresa. Suprime las ramas de actividad que no sean rentables.
Aunque tener varias líneas de negocio puede ser bueno de cara a la venta, deben suprimirse las que no sean rentables para aumentar el valor de la compañía.

5- Detecta a las personas clave en la compraventa. Si es el caso, sube el sueldo a quien sea clave para facilitar la venta de la empresa.
Ante un proceso de venta, las pymes no suelen despedir a los empleados que supongan una carga laboral excesiva, tal y como ocurre en las grandes empresas. Por ello, la estrategia consiste en analizar a todo el personal de la plantilla y detectar las personas que puedan ayudar a vender la empresa. Y si es necesario, subirles el sueldo.

6- No quieras vender una empresa de la noche a la mañana.
El ejercicio anterior debe servir para potenciar las ventas.
Una vez hayas decidido vender la empresa, diseña una campaña de marketing durante el año anterior que estimule las ventas y logre fidelizar a los clientes. Así lograrás más interesados en comprar tu empresa.

7- Logra un equipo directivo competente. Favorece la entrada de ejecutivos externos.
Ante un proceso de venta, es recomendable que el dueño deje sus funciones como gerente y delegue en profesionales externos.

8- Elige el mejor momento para vender.
Ten en cuenta el mercado, tu sector y las circunstancias de tu empresa.
La coyuntura económica del mercado, además de la del sector de tu negocio, son claves para el éxito de la venta de tu empresa. Además, las propias circunstancias de la compañía deben tenerse en cuenta para decidir el momento de vender. Además, ten presente que no todas las empresas pueden venderse: las que tengan un modelo de negocio obsoleto suelen ser objeto de liquidación, en vez de venta.

9- Confecciona un dossier de venta atractivo. Es el documento clave para presentar tu empresa al posible comprador.
Debe incluir el estado actual, la evolución y las previsiones de futuro de la empresa. También la explicación del modelo de negocio, la salida de los productos o servicios en el mercado y el valor objetivo de la empresa.

10- Cuida el proceso de negociación. Si te lo puedes permitir, contrata a un profesional.
Cuando ya hayas encontrado al comprador, presta especial atención al proceso de negociación, y si es posible, siempre será aconsejable contratar los servicios de un profesional de la intermediación en la compra-venta de empresas. Puede tratarse de la asesoría de un consultor, si la empresa es pequeña, o bien un banco de inversión si la empresa es de grandes dimensiones.



Fuente: SAIZ, S.; MARTÍNEZ, A. “Se vende pyme en buen estado”, Expansión, (15 de enero de 2008)

Tipo de Operación
 
Sector
 
Buscador Avanzado »
Consulte el mayor portafolio de operaciones del mercado.